fbpx

Como la negatividad afecta la salud de nuestra piel

En la actualidad estamos viviendo un panorama totalmente distinto al que estamos acostumbrados, ya sea que estés trabajando desde casa o salgas al mundo real, es totalmente normal si no te sientes completamente tú, y al mismo tiempo es muy común que nuestra piel se haya visto afectada por ello.

El cortisol o conocido comúnmente como la hormona de estrés es una hormona que el cuerpo necesita para regular el metabolismo, la inmunidad y los niveles de azúcar en sangre, y es clave para desencadenar la respuesta de lucha o huida en tiempos de estrés.

Pero cuando nuestro cuerpo sufre periodos frecuentes de estrés, el cortisol puede causar inflamación, que es el principal desencadenante del eccema, la psoriasis y el acné. Y a largo plazo, la inflamación de la piel puede contribuir drásticamente a la degradación del colágeno, que es uno de los principales «bloques de construcción» de nuestra piel y la mantiene elástica y suave. Y esta es una de las razones por las que el estrés está tan asociado con el envejecimiento rápido.

Además de eso, la tristeza puede contribuir al envejecimiento, ya que es cierto que fruncir mucho el ceño puede aumentar la probabilidad de que aparezcan líneas de expresión, y la depresión a largo plazo puede incluso prevenir el recambio de células de la piel, que puede convertirse en ojos hinchados y holgados y piel opaca.

Rehabilitar nuestra piel es un proceso

Estadísticamente se sabe que más de 10 millones de personas en los Estados Unidos sufren de algún problema cutáneo a raíz del estrés. El cuidado personal es una frase que comúnmente se usa mucho en estos días, pero estamos hablando de esos actos que no sirven a nadie más que a ti mismo. Y aunque esto puede sonar egoísta, en realidad es una práctica que puede ayudarlo a sentirse renovado y equipado.

Y el cuidado personal incluye una sólida rutina de cuidado de la piel; uno que le brinde la hidratación que necesita, al mismo tiempo que proporciona antioxidantes para ayudar a combatir la contaminación expuesta a su piel.

Además, disponer de un tiempo al final del día solo para cuidar la piel puede ser muy terapéutico y puede contribuir a promover una sensación de calma en las horas de la noche.

Es importante que sepamos que incluso los productos para el cuidado de la piel más eficaces no van a alcanzar su máximo potencial cuando estás bajo estrés constante. Por eso es importante encontrar la fuente de su estrés para que pueda aprender a manejarlo. Esto es algo que puede llevar algo de tiempo, y puede valer la pena investigarlo con la ayuda de un profesional, pero realmente es algo que puede mejorar la calidad de su piel y su apariencia general.

Como nota final, recuerde que está bien no estar siempre bien. Esto significa que no se espera que ame su piel las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y no debería sentir que tiene que ocultar su estrés o sentimientos de abrumador.

En un mundo donde todo se trata de alto rendimiento y alta productividad, puede parecer que la relajación es algo que requiere trabajo y fomenta un sentido de competencia, que es bastante contrario a la intuición. Saber cuándo no te sientes bien es un gran paso para curarte a ti mismo, para que puedas emerger más fuerte que nunca.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Más de Interes

Artículos Relacionados

Tips para disminuir el acné

Conoce como reducir el acné del rostro y lucir una piel más limpia e hidratada. Queremos compartirte que si es posible con tan sólo empezar a